primeras etapas en el progreso

Necesariamente, las primeras etapas en el progreso de un novicio le parecerán amenazadoras, incluso destructivas. Rumi hace que Shamsuddin pregunte: “A menos que primero seas desintegrado, ¿cómo puedo reintegrarte?”. El desmoronamiento de rancios modos de pensar y de ser está destinado a ser experimentado por el inmaduro como una especie de demolición personal. Frecuentemente será doloroso, y es debido a tales momentos de angustia que la confianza del novicio en el maestro tiene que estar absolutamente establecida. Únicamente sobre tal base será capaz de atravesar la desesperada lucha en la cual está comprometido; pues usualmente es al comienzo que hay oscuridad y torbellinos, un vuelco de lo que parecía establecido, una obliteración de todo norte o sur. Es sólo a medida que el novicio continúe que comprenderá, con sus percepciones recién desarrolladas, los comienzos de una lógica diferente, un cosmos diversamente ordenado. Una vez que lo haya vislumbrado, todos sus esfuerzos tendrán sentido retrospectivamente; verá que después de todo ha estado avanzando firmemente en el camino. Es la falta de resolución o ineptitud para el Camino lo que hace que las personas critiquen o abandonen la enseñanza en este punto, y que los de afuera objeten. 

El mundo del Sufi
http://idriesshahfoundation.org/es/libros/el-mundo-del-sufi/




Tres maestros Sufis

Un sabio Sufi estaba sentado entre sus seguidores cuando un recién llegado, acostumbrado a los modos de la corte, entró y comenzó a alabar al maestro. Los discípulos escucharon atentamente y el hombre continuó con sus cumplidos. 
Mientras tanto entró un segundo sabio, escuchó por un momento y luego comenzó a vociferar insultos contra el primer maestro.

El visitante se retiró confundido, mientras el primer maestro continuaba sentado impasible hasta que el segundo sabio se hubo retirado.

Un tercer maestro Sufi se acopló a la reunión tras un rato, y uno de los discípulos hizo un signo indicando que deseaba hacer una pregunta.

“El tercer maestro la responderá”, dijo el primer sabio.

“¿Por qué nuestro maestro fue injuriado por el segundo maestro, ya que ambos son de igual eminencia y nuestro maestro no merece semejante abuso?”, preguntó el discípulo.

“Un visitante del mundo estaba aquí, llenando el aire con falsos cumplidos”, dijo el tercer maestro, “y estos eran tan bestiales, en su efecto y en su apariencia, que necesitaban algo igualmente bestial para expulsarlos del aire.”

La exploración dérmica

Ya está disponible la nueva edición, en papel + ebook. Muy pronto, el audiolibro:

https://idriesshahfoundation.org/es/books/the-dermis-probe/


Conocimiento secreto

El Khalifa (delegado) de cierto maestro Sufi hacía participar en los ejercicios místicos a quienquiera que pudiese encontrar. Muchos de los que se enteraban de esto se oponían, diciendo:

“¿Acaso los Sufis no afirman constantemente que solo aquellos que puedan beneficiarse podrán realizar los ejercicios, ya que de otro modo esto no es Sufismo?”
El delegado respondió:

“También se dice: ‘La ganancia y la pérdida se estiman al final del día, no al comienzo’.”
Y continuó reclutando a diestra y siniestra.
Cada día cuestionaba a sus seguidores, preguntándoles si eran serios y sinceros. Todos juraban que lo eran; pero encontró mucha disparidad entre sus palabras y acciones. Así que cesó de hablarles, diciendo:

“Los incito a pecar si les pido que declaren algo y ustedes mienten.”
Muchos de ellos lo abandonaron indignados, diciendo:

“Nosotros no somos hipócritas”, aunque lo eran.
Criticó a aquellos que se habían quedado, y muchos más comenzaron a alejarse.
Entonces fingió estar loco, y un gran número de los discípulos que quedaban – los más caritativos – lo abandonaron, diciendo:

“Pobre hombre, habría sido perfecto si no hubiese estado loco.”

Entonces llegó el día en que solo quedaban seis estudiantes. Uno de ellos dijo:
“Supongo que estos son los que han pasado la prueba, y quienes ahora serán enseñados por el propio maestro.”

“No”, dijo el delegado, “desafortunadamente solo algunos de estos son discípulos verdaderos. Los otros son aquellos que están tan obsesionados con la búsqueda del conocimiento secreto – y de hecho son tan codiciosos – que harán y soportarán cualquier cosa. Antes de presentar la selección final a nuestro maestro tendré que expulsar a esos… o hacer que ellos mismos se autoexpulsen.


primeras etapas en el progreso

Necesariamente, las primeras etapas en el progreso de un novicio le parecerán amenazadoras, incluso destructivas. Rumi hace que Shamsuddin pregunte: “A menos que primero seas desintegrado, ¿cómo puedo reintegrarte?”. El desmoronamiento de rancios modos de pensar y de ser está destinado a ser experimentado por el inmaduro como una especie de demolición personal. Frecuentemente será doloroso, y es debido a tales momentos de angustia que la confianza del novicio en el maestro tiene que estar absolutamente establecida. Únicamente sobre tal base será capaz de atravesar la desesperada lucha en la cual está comprometido; pues usualmente es al comienzo que hay oscuridad y torbellinos, un vuelco de lo que parecía establecido, una obliteración de todo norte o sur. Es sólo a medida que el novicio continúe que comprenderá, con sus percepciones recién desarrolladas, los comienzos de una lógica diferente, un cosmos diversamente ordenado. Una vez que lo haya vislumbrado, todos sus esfuerzos tendrán sentido retrospectivamente; verá que después de todo ha estado avanzando firmemente en el camino. Es la falta de resolución o ineptitud para el Camino lo que hace que las personas critiquen o abandonen la enseñanza en este punto, y que los de afuera objeten. 

El mundo del Sufi
http://idriesshahfoundation.org/es/libros/el-mundo-del-sufi/