El efecto de las nalgadas y correazos en la salud de los niños

El año pasado escuché por la radio a tres periodistas de Panamá que recomendaban a los padres y oyentes volver a utilizar el castigo físico sobre sus hijos. Según estos periodistas la rebeldía, el descontrol y los problemas de la juventud se deben a que los padres de hoy no son capaces de pegarles a sus hijos cuando se lo merecen. Eso no fue todo.

El periodista más popular de los tres, dijo que los correazos y chancletazos no han matado a nadie y que ni fiebre les dan a los niños cuando se lo merecen. En otro programa, una de las periodistas le dijo a su audiencia de la mañana que el éxito de su vida profesional se lo debe a los castigos físicos que le dio su padre y que gracias a esa disciplina ella es hoy una mujer de bien.

El tercer periodista fue aún más osado y sugirió a los padres no hacerles caso a las recomendaciones de los psicólogos de evitar pegarles a los niños porque después se trauman, y aseguró además que a los niños nada les pasa cuando les dan unos buenos correazos por portarse mal.

La narrativa de los periodistas es una muestra del pensamiento imperante no solo en la sociedad panameña sino en todo el mundo. Así lo demuestra el último estudio publicado por UNICEF1, el cual reporta que el castigo físico es la forma de “disciplina” violenta más utilizada en el mundo y que el 80% de los niños de 2 a 14 años ha recibido algún tipo de castigo físico.

Leer Más









12 Partes del Cuerpo que Duelen por el Estrés

Muchos estudios han encontrado que aquellos que tienen estrés y ansiedad, tensan y contraen sus músculos, causando fatiga y calambres a través del tiempo

  • Puede ser que esté familiarizado con condiciones como dolores de cabeza o el síndrome del intestino irritable como resultado de estrés, pero sus efectos adversos pueden ir mucho más lejos
  • Los síntomas relacionados al estrés pueden ser resultados de problemas emocionales no resueltos.

Mucha gente está usando la cura equivocada para sus dolores crónicos. Muchos estudios han encontrado que aquellos que tienen estrés y ansiedad, tensan y contraen sus músculos, causando fatiga y calambres a través del tiempo.

Puede ser que esté familiarizado con condiciones como dolores de cabeza o el síndrome del intestino irritable como resultado de estrés, pero sus efectos adversos pueden ir mucho más lejos. Los síntomas relacionados al estrés pueden ser resultados de problemas emocionales no resueltos.

Leer Más