Las personas están condicionadas, no solamente por el adoctrinamiento deliberado, sino también por los sistemas cuyos mismos proponentes son ignorantes de la necesidad de salvaguardas para evitar el condicionamiento. La gente también está condicionada por una constelación de experiencias. En casi todas las sociedades humanas se ha llegado a la unanimidad de pensamiento por medio de un inadvertido proceso condicionante en el cual virtualmente todas las instituciones de una sociedad pueden ser ramas de dicho proceso condicionante.
Esta información no es ni nueva ni necesariamente excitante. Pero es esencial. Lo nuevo acerca de ella es que ha sido concisa y efectivamente revelada por estudios hechos en Occidente, en especial desde el fin de la guerra de Corea. Si no conoces o no crees lo anterior, o bien deberás aceptarlo como hipótesis de trabajo, o bien dejar a un lado todos los intentos de estudiar otros asuntos hasta que te hayas puesto al día con esta información a partir de las fuentes generalmente asequibles sobre el tema. En tal caso, tu información básica es incompleta, y tus posibilidades de progreso en un sentido superior están tan limitadas como si estuvieras tratando de convertirte en un académico sin haber aprendido a leer y escribir.
Aprender a aprender


 

El jeque Ibrahim Gazur-Ilahi, entre los directores Sufis, ha destacado que cuando el maestro ha terminado su propio viaje, lo repite una y otra vez con cada aprendiz. Esto ha sido mencionado como la analogía de la semilla que está en la planta, y de la planta que está en la semilla.

El “método de enseñanza” de los Sufis debe adaptarse a los estudiantes y no puede ser algo mecánico, aplicado a todas las personas de forma exactamente igual.

P: Pero, dado que esta información está tan disponible al alcance general, y está contenida en las obras de los grandes maestros Sufis, ¿por qué no la buscan más personas?

R: Esto ha sido siempre un hecho. La respuesta, hoy como siempre, está en esta observación:

“Los sabios saben porque han pagado por su sabiduría. Tú no aceptas su consejo porque es ofrecido por mucho menos de lo que ellos han pagado por él.”

Aprender a aprender

Ibrahim Gazur-Ilahi