Muchos países afirman que el Mulá Nasrudín es nativo de sus tierras, aunque pocos han ido tan lejos como Turquía al exhibir su tumba y celebrar un festival anual de Nasrudín en Eskishehir, el presunto lugar de su nacimiento, durante el cual la gente se disfraza y representa los famosos chistes. Los griegos, que adoptaron pocas cosas de los turcos, consideran las bromas de Nasrudín como parte de su propio folklore. En la Edad Media, los cuentos de Nasrudín se utilizaban frecuentemente para burlarse de la autoridad odiosa.

En tiempos más recientes, el Mulá se convirtió en héroe popular de la Unión Soviética cuando apareció en un film que lo mostraba siendo más listo que losmalvados gobernantes del país.Nasrudín se transforma en la figura árabe de Joha y reaparece en el folklore de Sicilia. Las historias que en Asia Central son atribuidas al corpus también figuran encarnadas por Baldakiev en Rusia, en el Don Quijote e incluso en el libro francés más antiguo, las Fábulas de Marie de France.

El Mulá es descrito de diversas maneras: como muy estúpido, increíblemente inteligente o poseedor de secretos místicos. Los derviches lo usan como figura para ilustrar, en sus enseñanzas, las travesuras características de la mente humana. Es tal la resiliencia de Nasrudín que la Turquía republicana, donde las órdenes derviches fueron suprimidas hace cuarenta años, publica folletos sobre él como parte de su atracción turística.Los académicos han usado muchísima tinta en Nasrudín, aunque por lo general tenía poco tiempo para ellos.

Dado que se comenta que el Mulá dijo: “En esta vida estoy patas para arriba”, algunos han llegado incluso a invertir la supuesta fecha de su muerte, tratando de encontrar la verdad sobre el asunto.Los Sufis, que creen que la intuición profunda es la única guía real hacia el conocimiento, usan estos cuentos casi como ejercicios. Piden a las personas que elijan algunos que les atraigan especialmente, y que reflexionen sobre ellos, haciéndolos propios.

Los maestros de los derviches dicen que de esta manera se puede lograr un avance hacia una sabiduría superior.Pero los Sufis están de acuerdo con aquellos que no siguen un camino místico, en que todos pueden hacer con los cuentos de Nasrudín aquello que la gente ha hecho a lo largo de los siglos: disfrutarlos.Idries Shah“El Mulá Nasrudín, jefe de los derviches y maestro de un tesoro escondido, un hombre perfeccionado… Muchos dicen: quería aprender, pero aquí solamente he encontrado locura.

Sin embargo, si quisiesen buscar una sabiduría profunda en otra parte, acaso no la encuentren.”(de Enseñanzas de Nasrudín, manuscrito de Bujara de 1617, por Ablahi Mutlaq, “The Utter Idiot”)Las hazañas del incomparable Mulá Nasrudín:Ya puedes leer la nueva traducción de forma gratuita en nuestro sitio, o comprar el libro en formato papel + ebook: http://idriesshahfoundation.org/…/las-hazanas-del…/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s