El sendero Sufi

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego de ser aceptado por el jefe de la halka, el Buscador obtiene el título de Murid (discípulo) y entonces debe embarcarse en la preparación rigurosa que lo conducirá a la Etapa Dos: la de Tariqat o potencialidad. Esta última forma el primer grado real del Sufismo y denota progreso espiritual.

Entre el Primer y el Segundo Grado, además de obedecer todas las instrucciones del Maestro, el discípulo no debe omitir ningún punto de la observancia ritual del islam formal. Aparte de leer ciertos libros prescritos, dedica todo el tiempo que puede a la recitación de dhikrs.65 Estas fórmulas están diseñadas para remediar cualquier defecto que el Pir pueda haber discernido en la creencia o en la habilidad. Este es considerado como el periodo de consagración al tema de «estar en el mundo sin ser del mundo». La intención y el objetivo de cada Buscador en esta etapa es concentrarse en los pensamientos y la personalidad del Pir. A su vez, el Pir dirige regularmente sus pensamientos hacia los del discípulo, enviándole energía espiritual vital para fortalecerlo en la batalla contra el «yo»: es decir, las cosas de la carne que limitan el verdadero progreso espiritual.

En la etapa de Muridi, el Buscador también puede participar en las reuniones nocturnas de los derviches (Sufis), en su halka o monasterio. Presentes en tales reuniones, y repitiendo los mismos dhikrs, puede que haya Sufis que estén en diferentes etapas de desarrollo. Pero esto no afectará la potencia de los dhikrs o el progreso de los individuos, porque se considera que el mismo dhikr puede ser de gran valor en cualquiera de las etapas. Por supuesto, esto es determinado por el Pir.

Cuando el discípulo merece el título de Tariqat ―ya sea porque su Pir así lo decide o porque él mismo ha alcanzado la etapa de saber que ha progresado― transfiere su atención de los pensamientos de su líder a los del fundador real de la orden en cuestión. En este momento, sin embargo, el líder mantiene sus propios pensamientos enfocados en el discípulo para reforzar sus poderes espirituales.
Es en esta etapa que al discípulo acaso se le permita dedicarse a ciertas prácticas taumatúrgicas, si su Pir decide que es permisible. Sus habilidades aplicadas al conocimiento ocultista y a los fenómenos mágicos reales son enormes, pero puede emplearlas solo con consentimiento.

Estos Sufis se encuentran ahora en la etapa de Safar-ullah: el Viaje al Conocimiento. Deben concentrarse en el logro de la unidad con el espíritu del fundador de la orden, a quien ahora llaman Pir, en lugar del líder del cual son discípulos. Ahora el propio líder es conocido como Sheikh o Murshid.
Viajan ―a menudo a países lejanos― a instancias del Murshid. No está permitido predicar el culto, a menos que se les pregunte al respecto y que sientan que sus inquisidores pueden beneficiarse mediante tal conocimiento. Llevan a cabo peregrinaciones a La Meca, Medina, Jerusalén y otros santuarios. El cumplimiento de esta etapa generalmente toma mucho más tiempo que la anterior.
Sin embargo, se sabe ―y está registrado― que el avance desde una etapa baja a una de las más altas puede tener lugar sin la intervención del Murshid.

Después del Tariqat viene la tercera etapa: Arif, el Conocedor. En este punto, el Buscador se dedica al logro de la unidad con los pensamientos de Mahoma, y se ha graduado más allá de la mente del fundador de la orden. Esta parte del camino se conoce como Safar li-Allah: el viaje hacia el abandono de la negligencia.
Los poderes ocultistas y todos los sobrenaturales son muy pronunciados en la etapa de Arif. El espíritu ha sido casi purgado de los aspectos físicos y los deseos perjudiciales. El «yo» está bien bajo control. Todo lo que queda es la Cima: el grado de Fana o Aniquilación. Esto significa la destrucción total de todos los pensamientos que separan al Buscador del conocimiento pleno de todas las cosas. Más lejos que esto no podrá llegar… excepto a la quinta etapa; lo que implica un retorno a la vida más básica, para purificar a los demás.

Magia oriental

La nueva edición ya está lista, incluyendo por primera vez todo el material fotográfico, en formato papel (blando y duro) + eBook. También, como siempre, lo puedes leer gratuitamente aquí:

https://idriesshahfoundation.org/es/books/oriental-magic/

El sendero Sufi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s