El contrabandista

 

 

 

 

 

 

 

Una y otra vez el Mulá pasaba de Persia a Grecia a lomo de burro. En cada viaje llevaba dos cestones llenos de paja y volvía caminando fatigosamente. Y cada vez la guardia lo revisaba buscando contrabando. Nunca le encontraron nada.

“¿Qué estás llevando, Nasrudín?”
“Soy un contrabandista.”

Años más tarde, habiéndose vuelto más y más próspero en apariencia, Nasrudín se mudó a Egipto. Allí se encontró con uno de los aduaneros.

“Dime, Mulá, ahora que estás fuera de la jurisdicción de Grecia y Persia, viviendo aquí con tanto lujo: ¿qué era lo que contrabandeadas, que nunca pudimos agarrarte?”

“Burros.”

Las hazañas del incomparable Mulá Nasrudín:
Puedes leer más cuentos como éste, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/…/las-hazanas-del-incompar…/

Portugues: http://www.rocanova.com.br/site/as_facanhas.html

El contrabandista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s