El viejo cofre de Nuri Bey

Nuri Bey era un reflexivo y respetado albanés que había desposado a una mujer mucho más joven que él.
Un atardecer, habiendo retornado a su hogar más temprano que de costumbre, un fiel sirviente se le acercó y dijo:

“Vuestra esposa, nuestra señora, está actuando sospechosamente.
“Se encuentra en sus aposentos con un enorme cofre, el cual perteneció a vuestra abuela, lo suficientemente grande como para contener un hombre.
“Sólo debería contener unos pocos bordados antiguos.
“Creo que ahora quizá haya mucho más en él.
“Ella no permite que yo, vuestro más antiguo criado, mire dentro.”


Nuri fue a la habitación de su mujer, y la encontró sentada desconsoladamente junto a la enorme caja de madera.
“¿Me mostrarás qué hay en el cofre?”, preguntó.
“¿Debido a la sospecha de un sirviente, o porque no confías en mí?”
“¿No sería más fácil abrirlo, sin pensar en los matices?” preguntó Nuri.
“No creo que sea posible.”
“¿Está cerrado?”
“Sí.”
“¿Dónde está la llave?”
Ella la mostró. “Despide al sirviente y te la daré.”


El sirviente fue despedido. La mujer entregó la llave y se retiró, obviamente perturbada.
Nuri Bey pensó un largo rato. Luego llamó a cuatro jardineros de su finca. Juntos transportaron por la noche el cofre cerrado hacia un distante lugar de la hacienda, y lo enterraron.
El asunto jamás volvió a ser mencionado.

Cuentos de los derviches

Puedes leer el libro, gratis, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/es/libros/cuentos-de-los-derviches/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s