Entré a una carpintería.

 

 

 

 

 

 

 

 

Entré a una carpintería. “¿Por qué está rota tu puerta?”, dije.
“La gente acude al carpintero para que le haga su trabajo, no a preguntar acerca delsuyo”, dijo.
Un tiempo después vi a otro carpintero en su taller.
“¿Por qué tu mesa tiene solo tres patas?”, pregunté.
“No me había dado cuenta de ello”, dijo.
Y hubo, en otra ocasión, otro ebanista.
“El marco de tu ventana está astillado, y lo ha estado por algún tiempo”, le dije.
“Estoy demasiado ocupado para arreglarlo”, contestó, “he estado haciendo sillas para vender.”

Reflexiones

Nueva traducción ya disponible en formato papel, y por primera vez como eBook (libro electrónico) + audiolibro.

Lo puedes comprar, leer o escuchar gratis, aquí:

http://idriesshahfoundation.org/es/libros/reflexiones/

Entré a una carpintería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s