Entré a una carpintería. “¿Por qué está rota tu puerta?”, dije.
“La gente acude al carpintero para que le haga su trabajo, no a preguntar acerca delsuyo”, dijo.
Un tiempo después vi a otro carpintero en su taller.
“¿Por qué tu mesa tiene solo tres patas?”, pregunté.
“No me había dado cuenta de ello”, dijo.
Y hubo, en otra ocasión, otro ebanista.
“El marco de tu ventana está astillado, y lo ha estado por algún tiempo”, le dije.
“Estoy demasiado ocupado para arreglarlo”, contestó, “he estado haciendo sillas para vender.”

Reflexiones

Nueva traducción ya disponible en formato papel, y por primera vez como eBook (libro electrónico) + audiolibro.

Lo puedes comprar, leer o escuchar gratis, aquí:

http://idriesshahfoundation.org/es/libros/reflexiones/

Entré a una carpintería.




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchos problemas surgen en culturas actuales porque numerosos adultos se comportan como infantes, ya que es parte de la convención tratar dicho comportamiento como el de… adultos.

Esta gente todavía es educable, aunque su educación tenga que ser similar a aquella que se da a los niños. Suponemos superficialmente que el conocimiento “natural” o “básico” ya se encuentra en los niños. Extrañamente, suponemos que los adultos saben muchas cosas que en realidad ignoran.

Reflexiones

Nueva traducción ya disponible en formato papel, y por primera vez como eBook (libro electrónico) + audiolibro.

Lo puedes comprar, leer o escuchar gratis, aquí:

http://idriesshahfoundation.org/es/libros/reflexiones/

Niños adultos