Sin tiempo que perder

Nasrudín llegó corriendo a una cita en una ciudad vecina completamente desnudo. La gente le preguntó el por qué.

“Estaba tan apurado por vestirme que olvidé la ropa.”

Las ocurrencias del increíble Mulá Nasrudín

Más cuentos, gratis, aquí:

http://idriesshahfoundation.org/es/libros/las-ocurrencias-del-increible-mula-nasrudin/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s