Los materiales de la localidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ibn Aswad visitó la Tekkia del Sheikh Halim Unwani en Siria y quedó muy impresionado por el tamaño y dignidad del lugar, el número de sirvientes y la abundancia de discípulos.

El Sheikh Halim, sin embargo, estaba ausente, y Aswad lo siguió hasta el norte de África, donde hace algunos años se había asentado para difundir allí la enseñanza.

En Marruecos encontró a Halim viviendo en una casa pequeña, con apenas una simple caseta para los ejercicios. Sus discípulos no pasaban de unos pocos, y sus ropas eran de la clase más simple.

Asward estaba perplejo y, abordando a Mustafá Mahjub, compañero íntimo de Halim, le preguntó:
“¿Por qué no trae el Sheikh gente y riqueza de Aleppo y Damasco, y muestra a esta gente de África que él es una persona de sustancia? ¿Por qué no trae muchedumbres de discípulos del Oriente, y alfombras y operarios, y hace una sala de audiencias apropiada?”

Mahjub se rió, y luego dijo:
“Nuestro oro no es el mismo que su oro, del mismo modo que nuestra lengua suena diferente a su lengua. ¿No ves acaso cómo nuestro Sheikh habla y viste como un hombre de la localidad? Las cosechas de la localidad, las casas de la localidad provienen de los materiales de la localidad.

La exploración dérmica
Puedes leer el libro, gratis, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/…/l…/la-exploracion-dermica/

Los materiales de la localidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s