La ostra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una ostra, yaciendo abierta sobre el lecho marino, sintió que una perla suelta se deslizaba sobre ella.
La ostra cerró su concha, y la perla cayó dentro de la grieta de una roca.Luego de un esfuerzo tremendo, la ostra logró recobrar la perla y la colocó justo a su lado sobre una hoja.
“Este soborno quizá evite que los pescadores de perlas me lleven”, pensó, ya que algo sabía acerca de los hombres que buscaban perlas.
Sin embargo, cuando un pescador de perlas se acercó, sus ojos estaban alerta para distinguir ostras, no perlas sueltas por ahí.
Entonces tomó la ostra, la cual resulta que no tenía perla alguna… y la verdadera perla se fue rodando. Aún no ha sido redescubierta.

Reflexiones

Nueva traducción ya disponible en formato papel, y por primera vez como eBook (libro electrónico) + audiolibro.

Lo puedes comprar, leer o escuchar gratis, aquí:

http://idriesshahfoundation.org/es/libros/reflexiones/

La ostra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s