DETRÁS DE LA MÁQUINA

El hombre está por lo general unos pasos detrás de sus propios inventos.

Aún existen muchas personas que son veneradas como figuras de autoridad simplemente porque pueden realizar cosas que las máquinas hacen con más facilidad. Un ejemplo común es el respeto y la admiración que la gente demuestra cuando se enfrenta a alguien que únicamente posee una buena memoria o capacidad de asociación, a menudo atestada de datos irrelevantes.

Esto recuerda al refrán: “El hombre no es una máquina”, frecuentemente utilizado por personas cuyo trabajo y acciones tienden más y más a convertir a los hombres en máquinas.

No es un accidente que aquellas culturas que con mayor fuerza y más a menudo afirman el valor y la individualidad del hombre son las que más hacen por automatizarlo.

Reflexiones

Puedes leer este libro, gratis, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/es/libros/reflexiones/

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s