Insatisfecho

Una vez un Sufi se encontró con un monje insatisfecho que salía del lugar de audiencia de Maulana Bahaudin Naqshband.
El monje dijo:
“Rehúye a ese hombre, porque sólo se ocupará de trivialidades. ¡He viajado desde China para beber de su sabiduría, y me ofrece un cuento infantil!”
Cuando el Sufi entró en la presencia del maestro, el Maulana dijo, como si leyese su mente:
“Hay mil libros clásicos, todos escritos para ilustrar una docena de verdades. Hay una docena de cuentos que contienen dentro de sí todas esas verdades. Si no fuese por la demanda que muchos hacen por la apariencia de cantidad en vez de la relevancia, la primera letra de la primera palabra de una sola historia infantil podría ser suficiente para instruir al hombre.
“Es debido a que el estudiante es de tan pobre calidad que el maestro tiene que repetir, agrandar y abultar cosas que de otro modo el estudiante no sería capaz de ver en absoluto.”
La exploración dérmica

Insatisfecho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s