sufismo, rumi, shams

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

#sufismo #rumi #shams
Inevitablemente, las primeras etapas en el progreso de un novicio le parecerán amenazadoras, incluso destructivas. Rumi hace que Shamsuddin pregunte: “A menos que primero seas desintegrado, ¿cómo puedo reintegrarte?”. El desmoronamiento de rancios modos de pensar y de ser, está destinado a ser experimentado por el inmaduro como una especie de demolición personal. Frecuentemente será doloroso, y es debido a tales momentos de angustia que la confianza del novicio en el maestro tiene que estar absolutamente establecida. Únicamente sobre tal base será capaz de atravesar la desesperada lucha en la cual está comprometido; pues usualmente es al comienzo que hay oscuridad y torbellinos, un vuelco de lo que parecía establecido, una obliteración de todo norte o sur. Es sólo a medida que el novicio continúe que comprenderá, con sus percepciones recién desarrolladas, los comienzos de una lógica diferente, un cosmos diversamente ordenado. Una vez que lo haya vislumbrado, todos sus esfuerzos tendrán sentido retrospectivamente; verá que después de todo ha estado avanzando firmemente en el camino. Es la falta de resolución o ineptitud para el Camino, lo que hace que las personas critiquen o abandonen la enseñanza en este punto, y que los de afuera objeten.

El mundo del Sufi

sufismo, rumi, shams

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s