De la caridad

 

 

De la caridad

Un principio dominante entre todos los Sufis, al cual se comprometen, es la caridad secreta. La caridad adopta muchas formas. En cuanto a caridad monetaria:

Si el dinero se da con regocijo, ese regocijo es el “pago” por la caridad; y el bien que llega al dador está restringido a esa emoción. A pesar de que este tipo de dádiva es familiar a la mayoría de la gente, no obstante continúa siendo la forma menor de caridad. La segunda parte de la forma menor de caridad es dar para que la persona pueda ayudarse a sí misma. Así una persona comprará una herramienta para un carpintero, de modo que este pueda ganarse la vida. Puede no ser emocional, pero aún podría ser una caridad “calculada”. Sus limitaciones la convierten en algo menos que verdadera caridad.

El dinero o los objetos de valor son dados por los Sufis, o por aquellos que desean ser contados entre ellos, de acuerdo con el principio: “No dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace tu mano derecha.”

Un Sufi:
Dará antes de que se le pida
Dará lo que tenga, sin reservas
Dará cuando se le pide
No dará caridad emocional o calculada a menos que pueda dar caridad verdadera.

Aprender a aprender
El libro, gratis, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/…/libr…/aprender-a-aprender/

De la caridad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s