El herrero de Nishapur

Abu Hafs, el herrero de Nishapur, demostró señales de extrañas dotes mediante el poder de su atención desde los primeros días de su discipulado. Fue aceptado como alumno por el Sheikh Bawardi, y regresó a su herrería para continuar su trabajo. Mientras su mente estaba concentrada, sacó una pieza de hierro candente de la fragua con sus propias manos. Y aunque no sintió el calor, su ayudante se desmayó al ver este hecho inusitado.

Se cuenta que cuando era Gran Sheikh de los Sufis del Jorasán, no hablaba árabe y tenía un intérprete para comunicarse con los visitantes de Arabia. Sin embargo, cuando visitaba a los grandes Sufis de Bagdad se expresaba tan bien en ese idioma que nunca pudo superarse la pureza de su discurso.

Cuando los sheikhs de Bagdad le preguntaron el significado de la generosidad, dijo: “Escucharé que otro la defina primero”.

El Maestro Junaid dijo entonces: “La generosidad es no identificarla consigo mismo, y no tomarla en consideración”.

Abu Hafs comentó: “El sheikh ha hablado bien. Pero siento que la generosidad significa el hacer justicia sin requerir justicia”.

Junaid dijo a los otros: “¡Pónganse todos de pie! Porque Abu Hafs ha trascendido a Adán y a toda su raza”.

Abu Hafs solía decir: “Abandoné el trabajo y después retorné a él. Luego él me abandonó, y yo nunca regresé a él”.

Hujwiri
La revelación de lo velado

El camino del Sufi

Puedes leer el libro, gratis, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/es/libros/el-camino-del-sufi/

El herrero de Nishapur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s