La escasez de agua

 

Había una seria escasez de agua en la región central de Inglaterra. Debido a la falta de lluvia, los lagos que abastecían la represa de cierta ciudad estaban bajos.
El ayuntamiento puso un anuncio en busca de un zahorí.


Nasrudín, que estaba trabajando en una fábrica cercana, ofreció su ayuda: estipuló que tendría que trabajar en su producción de agua el lunes.
Cuando llegó el día, en lugar de llevar una vara adivinadora, el Mulá Nasrudín, rodeado de una muchedumbre de espectadores curiosos, se quitó la camisa, pidió un cubo y un poco de agua, y se puso a lavar su camisa.
De vez en cuando miraba al cielo.
Alguien protestó:
“¿Qué tiene que ver lavar tu camisa con encontrar agua para la ciudad?”
“Paciencia”, dijo Nasrudín, “pues no es el hecho de lavarla lo que funciona. Cualquier tonto sabe que justo cuando tiendes la ropa a secar, empieza a diluviar.”

Las sutilezas del inimitable Mulá Nasrudín

Puedes leer el libro gratis, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/es/libros/las-sutilezas-del-inimitable-mula-nasrudin/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s