Una visita…

Una visita, notando que había una herradura clavada en la entrada de la casa de Niels Bohr, le preguntó a este cómo un físico podía creer que existiese algo así como la magia, confiando en herraduras de la suerte. “Tengo entendido”, contestó el científico, “que tales cosas funcionan más allá de que creas o no en ellas.”

Darkest England

Una visita…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s