Una cierta clientela

“Acabo de tener un sueño extraordinario” dijo Nasrudín a su mujer una mañana.

“Soñé que me encontraba con un comerciante que llevaba cuatro cargamentos diferentes”. “¿Qué llevaba en sus alforjas?” “En la primera tenía persecución, y en la segunda, miedo. En la tercera, intolerancia, y en la cuarta, ceguera.” “¿Y quiénes eran sus clientes?” “Opresores, tiranos, imanes y magistrados.”

El mundo de Nasrudín
Puedes leer más cuentos como éste, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/…/lib…/el-mundo-de-nasrudin/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s