Los fanáticos religiosos con los que comúnmente nos encontramos son, por supuesto, no más religiosos que un ateo. Son crudos emocionalistas que han adoptado la religión como campo de sus operaciones. La religión es su medio de acción y expresión, no la base de su conducta.

En este sentido se parecen más que nada a los entusiastas de cultos políticos, económicos u otros, quienes son un fenómeno psicológico y social, no uno religioso.

Cualquiera que supiese más y discutiese sobre la “religión” con este tipo de gente, sería como un astrónomo discutiendo de astrología con un adorador de estrellas.

Por esta razón, la regeneración de la religión podría ocurrir a través de personas a quienes no siempre asociaríamos fácilmente con la “religión” tal como la conocemos.

Este principio es bien conocido en otros ámbitos donde, por ejemplo, las grandes invenciones provienen de fuentes no técnicas ya que la línea principal de científicos y tecnólogos se ha vuelto obsesionada con su campo y sus dogmas. Los dogmas de ayer son las imposibilidades de mañana.

En términos tradicionales, esta es la condición de observar a la crisálida cuando uno debería mirar a la mariposa; y también a toda la escala de desarrollo: de huevo a gusano a crisálida a mariposa.

Aprender a aprender
El libro, gratis, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/es/libros/aprender-a-aprender/

Aprender a Aprender
Você pode comprar o livro, aqui: http://idriesshahfoundation.org/pt-br/books/aprender-a-aprender/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s