Nasrudín estaba sentado a una mesa de un café

 

Nasrudín estaba sentado a una mesa de un café observando a dos hombres al lado de un agujero en el camino.
“¿En qué estás pensando, Mulá?” le preguntó un transeúnte.
“En lo holgazana que es la gente. He estado sentado aquí durante cuatro horas, y jamás le he quitado los ojos de encima a esos hombres. ¿Puedes creer que durante todo ese tiempo, ninguno de ellos ha hecho trabajo alguno?”

Nasrudín estaba sentado a una mesa de un café

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s