Los ciegos y la cuestión del elefante

Los ciegos y la cuestión del elefante

Más allá de Ghor había una ciudad; todos sus habitantes eran ciegos. Un rey con su séquito arribó a sus cercanías; con él traía su ejército y acampó en el desierto. El monarca tenía un poderoso elefante, el cual usaba en los ataques y también para incrementar el asombro de la gente.

El pueblo se puso ansioso por conocer al elefante, y algunos invidentes de esta comunidad de ciegos corrieron como locos para encontrarlo.

Como ni siquiera sabían qué forma tenía el elefante, tantearon ciegamente, juntando información al tocar partes del animal.

Cada uno creyó saber algo, pues podían sentir una parte.

Cuando regresaron a la ciudad, impacientes grupos se arremolinaron a su alrededor. Cada uno de estos estaba ansioso, erróneamente, por aprender la verdad de aquellos que a su vez estaban extraviados.

Preguntaron acerca de la forma, la silueta del elefante: y escucharon todo lo que les fue contado.

Al hombre cuya mano hubo alcanzado una oreja se le preguntó acerca de la naturaleza del elefante. Dijo: “Es una cosa grande y rugosa, ancha y amplia, como una alfombra”.

Y el que había tocado la trompa, dijo: “Yo tengo los datos reales acerca de él. Es como un tubo derecho y hueco, feo y destructivo”.

El que había sentido sus patas dijo: “Es poderoso y firme, como un pilar”.

Cada uno de ellos había tocado una parte de muchas. Cada uno de ellos lo había percibido equivocadamente. Ninguna mente lo sabía todo: el conocimiento no es el compañero de los ciegos. Todos imaginaron algo: algo incorrecto.

Lo creado no está informado acerca de la divinidad. No hay Camino en esta ciencia por medio del intelecto ordinario.

Este cuento es más famoso en la versión de Rumi: “El elefante en la casa oscura”, de su Masnavi. El maestro de Rumi, Hakim Sanai, le da un tratamiento similar en su primer libro del clásico Sufi El amurallado jardín de la verdad. Murió en el año 1150.

Ambas historias son rendiciones de un argumento similar que, según la tradición, ha sido utilizada por maestros Sufis durante muchos siglos.

Cuentos de los derviches
Puedes leer el libro, gratis, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/…/libros/cuentos-de-los-de…/

Los ciegos y la cuestión del elefante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s