SOBRE LAS APARIENCIAS

El hombre común juzga a una persona no por sus logros interiores, sino por sus actos aparentes y por por su aspecto superficial y por lo que que la gente dice de ella. Este método es adecuado, sin embargo, solo para algunos tipos de juicios y no para otros. Lo que una persona aparente ser dependerá de lo que uno sepa acerca de ella. Por ejemplo, un hombre que lleva un bastónpuntiagudo no es necesariamente un asesino; puede ser un domador de elefantes. El elegido viola a menudo los cánones superficiales de la apariencia para que la conducta de las masas no lo afecte con su criterio artificial, y también a veces para demostrar, a quienes puedan verlo, que la conducta sola no demuestra mérito interior.

El camino del Sufi

Puedes leer el libro, gratis, aquí:
http://idriesshahfoundation.org/es/libros/el-camino-del-sufi/

SOBRE LAS APARIENCIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s