Egoísta… Altruista

15268001_1193372350716469_7506517997607594259_n

Realmente nada era tan importante para mi padre como la consecución del altruismo. Raramente lo mencionaba directamente, pero intentaba guiarnos hacia él de una forma indirecta; a veces era como partir rumbo a un destino específico sin un mapa o sin el nombre del lugar que esperas encontrar. Con su sólida cultura de valores, los cuentos eran una forma de comprender la meta.

Recuerdo el viaje de regreso rumbo a Tánger durante una visita a Marruecos. Me habían dado una pequeña moneda para mis gastos. Nos detuvimos en un mercado para comprar algo de fruta. Parada allí, vi a una mujer sin manos, rogando a un lado del camino. Frente a ella había un cuenco. Sintiendo pena por la mujer, fui hacia ella y dejé caer mi moneda en el cuenco.

Cuando volvimos al coche le dije a mis padres lo que había hecho; esperé elogios, que me dijeran lo bien que me había comportado. Pero el rostro de mi padre se agrió.

“Nunca seas caritativo si el motivo es hacerte sentir mejor”, dijo. “La verdadera caridad no es egoísta, sino altruista.”

Luego de su muerte, comencé a enterarme del altruismo de mi padre. Escuchando que había muerto, varias personas me escribieron para contarme cómo él las había ayudado anónimamente, y que solamente después se habían dado cuenta de que el benefactor había sido él.

Quizá su acto de caridad más extraño involucró a la reina de Inglaterra.

Durante una visita de estado por Oriente Medio, Su Majestad la Reina Elizabeth había obsequiado a un jefe de estado árabe su acostumbrado regalo: una autografiada foto de ella misma en un marco de plata. Leyendo acerca de su regalo durante el té de la mañana, mi padre debe haberse asombrado ante tal obsequio; a través de ojos árabes, sería considerado como una insípida encarnación del ego. Mi padre retiró una gran suma de dinero del banco, compró en efectivo un regalo mucho más apropiado para el gusto de la realeza árabe, y lo envió al jefe de estado en nombre de la reina.

In Arabian Nights.

Tahir Shah

Egoísta… Altruista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s