Pensar en la Muerte Mejorará Tu Vida

Vida-después-de-la-muerte

En nuestra cultura se dice que encontramos claridad cuando enfrentamos la muerte. Nos acercamos a nuestros valores y consideramos lo que realmente es importante para nosotros. Esto es evidente en un artículo que leí recientemente sobre los cinco arrepentimientos de los moribundos. Lo escribió una enfermera que publicó un libro con el mismo título hace un par de años –tal vez lo recuerdes.

¿Pero por qué no podemos hacer un espacio para estas epifanías antes de estar moribundos? ¿Por qué estas personas consideraron estas importantes preguntas antes? ¿Por qué ignoramos la realidad de que nuestra vida humana es impermanente, sólo para tener arrepentimientos al final?

Bueno, porque la muerte es un tema asustador. De hecho, si lees este artículo, bravo. Toma valentía. Vivimos en una cultura que niega la muerte, donde no nos gusta hablar de eso o pensar sobre eso. Nos hace sentir incómodos. Ni siquiera nos gusta la palabra “morir”. Decimos cosas como “pasar” o “expiró”, y nos incomodamos cuando estamos cerca de otros que están en duelo.

¿Pero qué pasaría si al ignorar nuestra mortalidad nos estamos haciendo un mal favor? ¿Qué pasaría si pensar con atención en nuestra propia inevitable muerte –nuestra existencia finita, nuestra impermanencia- fuera algo sano para vivir una buena vida? Bueno, sí lo es:

 

  • Pensar sobre la muerte nos motiva. Imagina que supieras que eres inmortal. Vivirás por la eternidad. Todo el tiempo del mundo. ¿Sentirías deseo por experimentar, lograr y conectar? El saber que siempre habrá un mañana tal vez no te haga sentir el mismo deseo de “hacer las cosas mientras estás joven” o de trabajar para estar mas sano o por una carrera profesional. Saber que nuestro tiempo aquí es finito realmente nos motiva a vivir nuestras vidas realmente.
  • Pensar sobre la muerte nos recuerda no preocuparnos por las cosas pequeñas. Pensar en la precaria naturaleza de la vida nos da perspectiva. Cuando recordamos nuestra mortalidad, no nos preocupamos tanto por aquella pelea con nuestra pareja, o nuestras lonjitas, o que hemos roto la pantalla del IPhone. Las “pequeñas cosas” permanecen pequeñas.
  • Pensar sobre la muerte nos ayuda a apreciar el presente y estar presentes. Si hoy fuera el último día de tu vida, tal vez reaccionarías diferente ante el tráfico o sobre tu trabajo “aburrido”. Podrías encontrarte a ti mismo saboreando (o al menos no odiando) los momentos que antes te eran incómodos. La próxima vez que te observes reaccionando ante un sentimiento difícil, piensa cómo sería diferente si te dijeran que tienes dos meses/semanas/días para morir.
  • Pensar sobre la muerte nos ayuda a negociar nuestra ansiedad por la muerte y sentirnos más preparados para nuestra salida de esta tierra. La ansiedad aumenta cuando pensamos sobre la muerte. Pero entre más pensamos sobre algo, menos asustador se vuelve. Hay varias creencias diferentes sobre lo que sucede cuando dejamos de respirar. Considera las tuyas. Ya sea que creas en una vida después de la muerte, o en dormir eternamente, reencarnación, en la nada, no ser y entonces no muerte, o algo más, deja que estos pensamientos entren en tu consciencia. Lo que sea que creas, nota tu experiencia al pensar en estas creencias –por momentos puede ser pánico y en otros momentos más calmada y menos poderosa. Sé amable contigo mismo. Estos sentimientos y pensamientos se irán y volverán.
  • Pensar sobre la muerte nos permite recordar lo que realmente es importante para nosotros y vivir intencionalmente. Recuerda que esta única vida es finita y esto te ayudará a encontrar sentido y a estar atento y con atención a tus acciones. En lugar de sacarte un selfie perfecto o tener un salario perfecto, podrías pensar que pasar tiempo con las personas que te importan, hacer cosas que te hacen feliz y dejar tu marca en la sociedad. Pensar en la muerte nos tra más cerca de nuestros valores y nos ayuda a pensar cual es el “valor” de algo; a preguntarte qué valores, qué defiendes, por qué cosas quieres ser recordado y cual crees que es tu propósito. Luego comienza a moverte en esta dirección.

Así que si te sientes valiente, haz espacio para pensar sobre la muerte. Nota lo que llegue. Es natural que cause ansiedad; confía en que esa reacción viene de un valor hacia la vida y un deseo de continuar vivo. Invita la ansiedad, esa inconformidad, siente el sonido sólido perceptible de todo tu mundo cuando tiembla suavemente. Nota cómo disminuye al pensar más sobre la muerte. Acércate al tema con compasión, y recuérdate a ti mismo que es una cosa natural de la vida que todos seremos afortunados en experimentar. ¿La ganancia? Una vida más significativa, con más presencia… y menos oportunidad de que tu historia sea incluida en el libro de Los Cinco Arrepentimientos Más Comunes De Los Moribundos.

 


 

Por: Megan Bruneau / 7 Junio 2014 / Mind Body Green

Link: http://www.mindbodygreen.com/0-14057/5-reasons-thinking-about-death-will-make-your-life-better.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s