Combinar La Música Y Las Matemáticas Para Abrir Posibilidades

musica-cara

Los compositores encontraron una nueva manera de fusionar dos cualidades musicales, dijo Cheung, profesora asistente de música de la Universidad de Chicago.

“A través de la tecnología y pensando en la acústica, podemos cambiar los sonidos de la computadora en múltiples formas”, dijo Cheung, cuya composición musical le hizo ganar el Premio Roma 2012 de la Academia Americana en Roma.

El trabajo de Cheung y otros ha mostrado el poder de las matemáticas para abrir nuevas posibilidades en la música. Experimentos modernos con música en computadora son solo un ejemplo reciente. De acuerdo con la música académica Eugenia Cheng, profesora de matemáticas y pianista de concierto, la historia y la práctica de la música podría haberse desenvuelto muy diferente sin una apreciación de lo que unifica a la música y a las matemáticas.

Durante el periodo Barroco, una ruptura matemática inspirió a uno de los compositores favoritos de Cheng, Johann Sebastian Bach, a escribir The Well-Tempered Clavier (1722), su libro de preludios y fugas en todas sus notas mayores y menores.

Bach fue capaz de escribir cada nota con tanto éxito porque las matemáticas encontraron mejores maneras de calcular la 12 raíz de 2. Esto está relacionado con el problema musical de dividir el octavo en 12 intervalos iguales, lo que involucra tener ondas de sonido en radios en lugar de distancias iguales.

“Es por esto que antes de que el Barroco no había realmente modulación”, dijo Cheng. “Siempre estaban en la misma nota. Debido a la manera como estaba la nota en el teclado, si movían la nota sonaba terrible”.

Cheng pasó del 2004 al 2006 como instructora en la U. Chicago y regresó como profesora visitante en 2013 y 2014. Ahora está en la Universidad de Sheffield, donde está enseñando desde 2006.

 

Expandir la audiencia para las matemáticas

Como educadora, Cheng es adepta a relatar casi todo con las matemáticas, incluyendo la comida. Desarrollo una serie de lecciones en YouTube sobre la matemática en la comida, tocando temas como “La pasta hojaldre perfecta”, “El Bagel perfecto”, y “La manera perfecta de partir un pastel”. Las series se desarrollaron en un libro, Cómo Cocinar Con Pi, que será publicado por Profile Books en Marzo del 2015.

“Las matemáticas son un proceso de abstracción, donde estudias algo sin los detalles que no son realmente centrales para ese instante en particular”, dijo. Las técnicas matemáticas extraen problemas de la ciencia o de la vida preguntándose si contienen elementos comunes que puedan ser estudiados aparte de su contexto de la vida real.

“La teoría de la categoría solo se necesita cuando las matemáticas alcancen cierto estado de complejidad, y eso pasó en los 40s y 50s”, dijo Cheng.

 

Matemáticas y Composición Musical

Cheng es compositora y música que describe cómo entender matemáticas puede llevar a una apreciación más profunda de ciertas composiciones musicales.

En su escuela estudió con Tristan Murail, quien ahora es profesor de música de la Universidad de Columbia, pionera en sus pensamientos sobre cómo la harmonía y el timbre podrían estar juntos. Cheng cita a Jonathan Harvey, Voco (1980) es un clásico ejemplo de hacer esto electrónicamente. En su trabajo, Harvey uso un análisis espectral y lo re-sintetizó en una computadora para convertir los sonidos del timbre del tenor en la Catedral de Winchester al sonido de un niño cantando, su hijo.

“Murail es un compositor de vanguardia, su música es una harmonía relacionada con las matemáticas”, dijo Cheng. Los compositores de música matemática analizan el sonido espectra, observan cómo se comporta y como se relaciona, lo que da las bases para transformar su harmonía y timbre.

Murail, por ejemplo, está fascinado con el sonido de las campanas. “Tristan tiene las medidas precisas para medir estas sonoridades”, dijo Cheng. “El usa una grabación y luego la pone en la computadora para ver qué hay ahí. Luego la puede re-orquestrar para un ensamble instrumental”.

Cheng también cambia el sonido en otro en su propio trabajo.

“Hago esto de manera intuitiva sin la ayuda de la computadora y cuando estoy escribiendo sólo para instrumentos acústicos”, dijo. “Pero también estoy familiarizado con alguna tecnología que permite ver los sonidos en la computadora. Ciertamente esto cambió la manera como pienso sobre el sonido, aún cuando no estoy usando ningún programa.”

El usa experimentos donde cruza los timbres, como lo hacen otros compositores. Por ejemplo ¿puede el sonido de un piano fusionarse completamente con un violín?

“Son instrumentos tan diferentes. Uno es sostenido y vibra. El otro es decaído. Y aún así pueden ponerse juntos en esta área gris”.

“Con estas herramientas matemáticas y tecnológicas, seremos capaces de controlar la precisión y la ambigüedad. Saber de acústica y timbre nos puede llevar a re-sintetizar los sonidos que ya sabemos. Pero cuando combinamos estos sonidos o los alteramos en maneras ambiguas pueden traer descubrimientos excitantes. Estoy interesado en esto desde el punto de vista creativo”.

 


Por: Universidad de Chicago / 25 Agosto 2014 / ScienceDaily

Link: http://www.sciencedaily.com/releases/2014/08/140825185317.htm?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+sciencedaily%2Ftop_news+%28ScienceDaily%3A+Top+News%29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s