7 Razones Por Las Que No Necesitas Tener La Razón Todo El Tiempo

download

Casi todas las personas en el mundo quieren tener la razón, porque es la satisfacción más grande del ego. Y no importa si lastimas, mutilas o matas a los demás. ¡Viva el ego!

Si yo tuviera inclinación a sentirme más generosa con la raza humana después de años de guerras y de campos de matanza por todo el mundo, podría dar oportunidad a la raza humana y decir que toda esta conducta brutal y cruel es el resultado de las peores inclinaciones del inconsciente colectivo humano. Aún así muchas atrocidades parece que sirven a un propósito, y francamente no estoy en humor de darle un respiro a la humanidad. Mucha parte de la destrucción humana es causada por la necesidad obsesiva de un hombre de tener la razón.

El humano no conoce límites cuando se trata de tener la razón. La opinión de nadie o la idea de nadie tiene ningún valor o ganancia fuera del propósito. Es una premisa absurda. Tener la razón está sobrevaluado y aquí está porque´:

 

  1. Tener la razón viene con un gran costo. Las personas que deben tener la razón están aisladas de grupos de amigos, colegas o familiares. Ellos mantienen su correcta ideología y opiniones tan cerradamente que nadie puede tener un diálogo razonable con ellos. Un escudo pesado cae en el exterior, lo que se refleja en la necesidad interior de nunca dejar ir la persona que proyectan a los demás. La necesidad de tener la razón se vuelve una cruzada. Aunque pueden sufrir emocional, física e intelectualmente, tal vez nunca noten los efectos negativos o la debilidad física que implica caer en esta espiral. Sin importar qué tan duro sostengan esto, estas personas fallan en reconocer que son mucho más de lo que están proyectando.
  2. La necesidad de tener la razón no respeta las diferencia individuales. Cada persona nace con un ADN único. Cada cerebro está conectado de manera diferente. Lo que viene de tu nutrición y ambiente cuenta también para tener una construcción diferente. Esto sugiere una necesidad de respeto mutuo. Pero si alguien no puede dejar de tener lar razón, su mentalidad se vuelve rígida y fija en los patrones que no le permitirán abrirse a los demás.
  3. Tener la razón destruye la posibilidad de alternativas. La noción de “tener la razón” confunde la verdad con los hechos. ¿Cuál es la verdad? ¿Cuál es el hecho? ¿Cuál es más verdadero? ¿O la verdad de una persona es la ficción de otra?
  4. Tener la razón te lleva a una conducta auto-destructiva. Es naturaleza humana percibir a las personas que creen tener la razón como “sabelotodo”. Esta actitud implacable conjura ser auto-correcta, con una imagen de soledad, y las personas están aisladas de la sociedad. En general se les ve como fuera del juego o que no juegan muy bien con los demás. Son muy difíciles para convivir con ellos. Y alejan la conexión y el amor.
  5. Tener la razón te separa de las posibilidades y oportunidades. Las personas que deben tener la razón perpetúan su aislamiento y se cortan de lo que el mundo tiene para ofrecer pues están convencidas que lo saben todo. Sus ideas rígidas y opiniones los mantienen lejos de la evolución. No pueden y no ven el futuro. La vida está quieta. Peor aun, están atrapados en el pasado.
  6. Tener la razón mata la curiosidad. Las personas que tienen la razón todo el tiempo no practican el escuchar activamente. No escuchan lo que pasa en su ambiente. Si no escuchan, nunca aprenderán nada nuevo. La curiosidad se muere lentamente, y al final no hay nada más que la validación lo que interesará a esta persona, pues debe tener la razón. Para que una mente se desarrolle, necesita tener pensamientos alternativos, ideas y deseos. ¿Cómo va a aprender si no es a través de los demás?
  7. Tener la razón no vale la pena. Se necesita mucha energía para tener la razón. Algunas veces hasta armas para mantener sus ideas vivas y para que se esparzan. Estas ideas llegan al extremo con un propósito único y nunca notan diferentes tonos de gris o son verdaderos perdedores en su lucha por defender sus ideas.

Si las personas no tuvieran que tener la razón, podrían notar cosas de manera diferente y comenzar a aceptar el cambio no como algo inevitable, sino bueno. Podrían reconocer que se sienten más felices porque están más conectados. Y podrían aceptar nuevas posibilidades para tener una vida más satisfactoria.

 

 


Por: Joan Moran / 13 Agosto 2014 / Mind body green

Link: http://www.mindbodygreen.com/0-14839/7-reasons-you-dont-need-to-be-right-all-the-time.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s