Consume Enzimas Digestivas Para Mejorar Tu Digestión

jaume-queral-enzimas-digestivas

Las enzimas son extremadamente vitales para el bienestar humano. Juegan un rol crítico en la digestión y la asimilación de nutrientes, en la respuesta inmunológica, en la aceleración cognitiva y la desintoxicación celular, entre otras cosas. Toma una variedad de enzimas digestivas para mejorar tu sistema digestivo.

Las enzimas son proteínas de cadena larga que toman formas específicas y actúan como una llave que abre cerrojos únicos en el cuerpo. Su trabajo es realizar funciones muy específicas por el cuerpo. Muchas de las enzimas digestivas son producidas en el páncreas y son llamadas enzimas pancreáticas.

 

Enzimas y el proceso digestivo.

Las enzimas son muy importantes para romper los carbohidratos, proteínas y los ácidos grasos y para prepararlos para su digestión apropiada y su asimilación en el cuerpo. Los individuos con problemas digestivos a menudo no son capaces de producir suficientes cantidades de enzimas digestivas y son incapaces de digerir efectivamente la comida que consumen.

La digestión inapropiada causa más estrés e inflamación en el revestimiento del tubo digestivo lo que lleva a la degradación de las membranas mucosas y a complicaciones del síndrome de intestino permeable. Cuando la membrana mucosa está dañada, es incapaz de secretar sus propias enzimas y terminamos con un ciclo vicioso que causa más inflamación de intestino.

 

Síntomas de bajas enzimas pancreáticas.

  1. Hinchazón y calambres.
  2. Diarrea y estreñimiento.
  3. Flatulencia (gas).
  4. Baja energía.
  5. Ganancia de peso.
  6. Sensibilidad a los alimentos.
  7. Alimentos en las heces.
  8. Deficiencias nutricionales.

 

Enzimas clave para mejorar la digestión:

Algunas enzimas clave que rompen varios carbohidratos y fibras incluyen la lactasa, maltasa, amilasa, celulasa, glucoamilasa, alfa-galactosidasa y sucrasa. Estas enzimas ayudan a metabolizar varias azúcares y fibras, lo que reduce la inflamación en el intestino y el desarrollo de un pequeño sobrecrecimiento bacteriano intestinal (SIBO).

 

Amilasa:

Esta enzima es producida en nuestra saliva y también por el páncreas y se secreta al intestino delgado. La amilasa ayuda al cuerpo a metabolizar el azúcar y el almidón y los convierte en glucosa.

 

Glucoamilasa:

Esta enzima rompe las moléculas libres de glucosa de las complejas cadenas de base en azúcar que se forman del almidón, disacáridos y polisacáridos. Así, la glucosa puede ser liberada como fuente de energía para el cuerpo.

 

Sucrasa:

Esta enzima rompe la sucrosa en fructosa y glucosa. La sucrasa se secreta en las puntas de las vellosidades del intestino delgado. Los individuos con enfermedad celíaca o con inflamación intestinal podrían tener problemas para producir la sucrasa adecuada.

 

Maltasa:

Esta enzima ayuda a romper el azúcar maltosa en dos moléculas de glucosa.

 

Lactasa:

Esta es una enzima que ayuda a romper el azúcar lactosa en glucosa y galactosa. Muchas personas tienen una deficiencia en la enzima lactasa y son incapaces de procesar la lactosa, lo que lleva a un serio malestar gastrointestinal y a una inflamación crónica.

 

Alfa-galactosidasa:

Esta enzima hidroliza las fracciones terminales alfa-galactosil de los glicolípidos y las glicoproteínas encontradas en los carbohidratos de almidón. Esta enzima es el ingrediente activo en muchos productos populares que ayudan al cuerpo a reducir la producción de gas, por ejemplo, frijoles y legumbres.

 

Celulasa:

Esta enzima rompe las fibras mayores en frutas y verduras llamadas celulosa. La celulasa rompe la celulosa en beta-glucosa. La glucosa de la celulosa se libera despacio y no debería incrementar dramáticamente el azúcar en la sangre, en su lugar, debe proveer un combustible más estable para el cuerpo.

 

Enzimas proteolíticas:

Las enzimas proteolíticas son necesarias para metabolizar las moléculas de proteína en amino-ácidos. Cuando los individuos tienen un tracto digestivo problemático, son incapaces de segregar cantidades adecuadas de estas enzimas proteolíticas y terminan con moléculas largas de proteínas que irritan más el intestino y con una pobre absorción de aminoácidos que lleva a deficiencias.

 


 

Por: Dr. David Jockers / 22 Julio 2014 / Natural News

Link: http://www.naturalnews.com/046118_digestive_enzymes_gastrointestinal_health_nutrition.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s