Muchas personas mayores de EE.UU. sufren de desnutrición

images

Más de la mitad de las personas mayores estadounidenses atendidas en los departamentos de emergencias están desnutridas o en riesgo de desnutrición, revela un estudio reciente.

Entre los pacientes de emergencias a partir de los 65 años, el 16 por ciento estaban desnutridos y el 60 por ciento estaban desnutridos o en riesgo de desnutrición. Entre los que estaban desnutridos, más de tres cuartas partes dijeron que no les habían diagnosticado desnutrición antes, hallaron los autores del estudio.

Los adultos mayores con más probabilidades de tener desnutrición eran los que sufrían de depresión (el 52 por ciento), los que vivían en centros de vivienda asistida (el 50 por ciento), los que tenían dificultades para comer o tragar debido a problemas como dificultades con la dentadura postiza o dolor (el 38 por ciento) y los que tenían dificultades para comprar comida (el 33 por ciento).

De los adultos mayores del estudio, el 95 por ciento contaban con un médico de cabecera, el 94 por ciento vivían en una residencia privada, el 96 por ciento contaban con algún tipo de seguro médico y el 35 por ciento tenían una educación universitaria, según el estudio, que aparece en la edición del 14 de agosto de la revista Annals of Emergency Medicine.

“Nos sorprendieron los niveles de desnutrición o de riesgo de la misma entre adultos mayores [mentalmente competentes] que acudían a emergencias, y nos sorprendió incluso más que a la mayoría de pacientes desnutridos no les hubieran dicho nunca antes que estaban desnutridos”, comentó en un comunicado de prensa de la revista el autor líder del estudio, el Dr. Timothy Platts-Mills, del departamento de medicina de emergencia de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

“La depresión y los problemas dentales parecen ser factores contribuyentes importantes, al igual que la dificultad para comprar comida. Dado que los adultos mayores visitan emergencias más de 20 millones de veces al año en EE. UU., los médicos de emergencias tienen una oportunidad para evaluar e intervenir en formas que quizá sean muy útiles sin resultar demasiado costosas”, añadió.

“Para los pacientes que reportan dificultades para comprar comida, el Programa de Nutrición Suplementaria, Meals on Wheels, los Programas de Comidas Congregadas o las instituciones caritativas locales que reparten comida pueden resultar útiles, aunque quizá también haya que abordar otros factores”, anotó Platts-Mills.

“El creciente rol del departamento de emergencias como recurso de salud comunitaria hace que sea un lugar esencial para identificar y abordar las necesidades no satisfechas de los adultos mayores. La implementación de complementos nutricionales orales no es cara, y podría reducir los costos generales al acelerar la recuperación de las enfermedades y reducir la cantidad de readmisiones”, concluyó.

 


Por: Eliza Barclay / 14 Agosto 2014 / NPR

Link: http://www.npr.org/blogs/thesalt/2014/08/14/340137124/why-hungry-seniors-arent-getting-enough-to-eat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s