Cuando las personas se preocupan por las matemáticas, el cerebro siente dolor

amte

La ansiedad de las matemáticas puede estimular una respuesta cerebral similar a cuando una persona experimenta dolor físico, de acuerdo con una nueva investigación de la Universidad de Chicago. Utilizando un escáner cerebral, se determinaron que las áreas del cerebro activas cuando personas altamente ansiosas a las matemáticas se preparaban para hacer ejercicios, se sobreponían con las mismas áreas cerebrales que registran la amenaza de daño corporal –y en algunos casos, dolor físico.

 

“Para alguien que tienen ansiedad a las matemáticas, la anticipación de hacer matemáticas estimula una reacción cerebral como cuando experimenta dolor –por ejemplo, quemándose una mano en una estufa,” dijo Sian Beilock, profesor de psicología de la Universidad de Chicago y experto líder en ansiedad de matemáticas.

 

Sorprendentemente, los investigadores encontraron que era la anticipación de hacer matemáticas, y no el hecho real de hacerlas, lo que se reflejó como dolor para el cerebro. “La activación cerebral no sucede cuando se hace matemáticas, sugiriendo que no son las matemáticas en sí lo que duele; sino la anticipación de hacerlas,” añadió Ian Lyons, doctorado en el 2012 en psicología en la Universidad de Chicago, y estudiante de posdoctorado en la Universidad de Ontario, Canadá.

 

Ambos reportaron sus hallazgos en el documento: “Cuando las Matemáticas Duelen: La Ansiedad a las Matemáticas Predice un Sistema de Activación de la Red Cerebral en Anticipación a Hacer Matemáticas,” en la edición de PLoS One.

 

Para el estudio, los investigadores trabajaron con 14 adultos que mostraron ansiedad a las matemáticas en un cuestionario. Las preguntas midieron la ansiedad cuando recibieron un libro de matemáticas, caminando a una clase de mate o dándose cuenta de los requisitos de la clase de mate para la graduación.

 

Se mostró también que estas personas no son ansiosas en general; su sentido de ansiedad más alto es en relación a situaciones con matemáticas.

 

Los voluntarios del estudio fueron evaluados con una máquina IRMf, que permitió a los investigadores examinar la actividad cerebral mientras hacían mate.

 

Luego se les dio ecuaciones para verificar –por ejemplo, la validez de la siguiente ecuación: (12 x 4)—19 = 29. Aun con el escáner IRMf, se les enseñó también juegos de palabras.

 

Para estos juegos, las personas vieron una serie de letras (por ejemplo: yrestym) y debían determinar si las letras al revés formaban una palabra real en Inglés.

 

El escáner IRMf mostró que la anticipación a las matemáticas causaba una respuesta cerebral similar al del dolor físico. Entre más ansiedad a las mate tenía una persona, más se activaba la ínsula posterior (un tejido doblado localizado profundo dentro del cerebro justo sobre la oreja y que está asociado con el registro de amenazas directas al cuerpo y con la experiencia del dolor) con la anticipación a las mate.

 

Interesantemente, los niveles de ansiedad a las mate no estuvieron asociados con actividad cerebral en la ínsula o en otra región neural cuando los voluntarios estaban de hecho haciendo mate.

 

El trabajo de Lyons y Beilock sugiere que, para aquellos con ansiedad a las matemáticas, una sensación dolorosa de terror puede comenzar mucho antes de que la persona se siente a hacer un examen de mate. Investigaciones previas han mostrado que individuos con altos niveles de ansiedad a las mate tienden a evitar situaciones relacionadas con las mate y aún carreras profesionales donde se involucren matemáticas.

 

Este trabajo sugiere que esta evitación se deriva en parte de esta ansiedad dolorosa.

 

El trabajo actual también es consistente con otra investigación de Beilock y Lyons, en donde muestran que la mera anticipación de hacer mate cambia funciones en el cerebro de personas con altos niveles de ansiedad a las mate. El trabajo de Beilock, apoyado por la Fundación Nacional de Ciencia y el Departamento de Educación, también muestra que la ansiedad a las matemáticas puede comenzar tan temprano como en el primer grado de escuela, y que las maestras de primaria a menudo son las que transmiten esta ansiedad a las mate entre sus alumnas mujeres.

 

El estudio señala el valor de ver la ansiedad a las mate no sólo como un indicador de un desempeño pobre en mate, sino también para indicar que hay una reacción psicológica negativa real ante la posibilidad de hacer mate. Esta reacción debe ser tratada como cualquier fobia, dijeron los investigadores. En lugar de sólo dar más tarea de mate a estudiantes con ansiedad, los estudiantes necesitan ayuda para sentirse más cómodos con el asunto, dijo Beilock. El trabajo de Beilock ha mostrado que escribir sobre la ansiedad a las mate antes de hacer un examen puede reducir la preocupación y llevar a un mejor desempeño.

 

Beilock es autor de un libro de mejores ventas sobre el estrés y desempeño titulado “Lo que Revelan Los Secretos del Cerebro Sobre Hacer las Cosas Bien Cuando Debes Hacerlo.”


Por: University of Chicago / 1 Noviembre 2012 / Science News Line

Link: http://www.sciencenewsline.com/summary/2012110108280017.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s