Caminar al aire libre tiene beneficios en tu atención y memoria

Si pasas la mayoría de tu tiempo entre tiendas, restaurantes y edificios, puede ser el momento de cambiar tus tacones por unas botas para caminar.

Un nuevo estudio en la revista Psychological Science [Psicología Social] revela que el pasar tiempo en la naturaleza trae más beneficios a los procesos mentales que el estar en ambientes urbanos.

Los psicólogos Marc G. Berman, John Jonides y Stephen Kaplan de la Universidad de Michigan han diseñado dos experimentos para examinar cómo la interacción en ambientes naturales o urbanos pueden afectar a la atención y a los procesos de memoria.

Para comenzar, un grupo de voluntarios completó una prueba diseñada para desafiar la memoria y la atención. Después, los voluntarios dieron una caminata ya sea por un parque o por el centro de la ciudad de Ann Arbor [en Michigan]. Después de la caminata, los voluntarios regresaron al laboratorio donde se les aplicó nuevamente la primera prueba. En el segundo experimento, después de que los voluntarios completaron la prueba, en lugar de salir a dar una caminata, sólo vieron fotografías o de la naturaleza o de ambientes urbanos, después de ver las fotografías repitieron la primera prueba.

Los resultados fueron muy interesantes. En el primer experimento, el desempeño de la memoria y de la atención mejoró considerablemente después de dar un caminata en el parque, pero no mejoró para aquellos participantes que caminaron por el centro de la ciudad. Pero no solamente estar afuera en la naturaleza tiene beneficios para las funciones mentales, el grupo que observó fotografías de la naturaleza tuvieron un mejor desempeño al volver a hacer la prueba que las personas que observaron fotografías de ciudades.

Los autores sugieren que los ambientes urbanos proveen un patrón relativamente complejo y muchas veces confuso de estimulación, que requiere esfuerzo para poder ordenar e interpretar. Los ambientes naturales, en contraste, ofrecen un patrón de estimulación más coherente (y en ocasiones más estético) que, en lugar de requerir esfuerzo, más bien se experimenta como descanso. Así que el estar en un contexto natural no requiere esfuerzo, permitiéndonos reponer nuestra capacidad para atender y así obtener un efecto restaurativo en nuestras habilidades mentales.

 


Por: Association for Psychological Science / 23 Diciembre 2008 / ScienceDaily

 

Link: http://www.sciencedaily.com/releases/2008/12/081218122242.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s