Los padres tienen un gran impacto en la vida de sus hijos, aún cuando no estén en casa

Más allá del estereotipo del rol del padre como el tipo que lee el periódico, corta el pasto y saca la basura, el papel que tiene el padre en la vida de su hijo es poderoso.

Valarie King, catedrática adjunta de sociología, demografía y desarrollo humano y estudios de la familia, mencionó que la participación del padre en la crianza de su hijo puede tener un impacto significativo en sus logros académicos y en su comportamiento.

King, cuya investigación incluye la examinación de varias conexiones de padres con sus hijos, mencionó que se trata de la calidad. Si la relación se trata de un padre que esté o no en el hogar, él tiene que sacar el máximo provecho del tiempo que pasa con su hijo.

“Observé la calidad de la relación que los padres no-residenciales (que no están en casa) tenían con sus hijos. Entre más cercana era la relación padre-hijo –independientemente de la frecuencia de las visitas—los niños estaban mejor,” dijo.

King continuó diciendo que investigaciones anteriores sobre familias reconstituidas se sugería a menudo que la relación padrastro-hijastro era una relación difícil y que los padrastros podían no tener una influencia positiva en el bienestar de los niños.  Ella encontró que no es el caso. Muchos padrastros pueden establecer una relación cercana con sus hijastros, y cuando se logra, esto puede ser benéfico para los niños.

King también encontró que los niños viviendo con su padre biológico y con una madrastra pueden tener una buena relación con la madrastra.

Otra contradicción de investigaciones previas, que creían en que un niño con dos padres en su vida eran mejor que uno sólo, puede no ser necesariamente verdad. Obviamente un matrimonio feliz entre los dos padres originales es lo mejor para los niños.

Sin embargo, King dijo que si existe una constante lucha, disturbio, entre los padres, sus hijos pueden estar más afectados que si sólo tuvieran un padre en sus vidas y menos turbulencia.

“La mayoría de las personas que se divorcian se casan de nuevo, y esto sucede más con los padres (hombres) que con nadie más,” dijo.

Sin embargo, encontró que las mamás biológicas que son no-residentes tienen un impacto mayor en la vida de los hijos que las madrastras. Pero, otro estudio en el que King trabajó muestra que los padrastros que viven con un niño tienen mayor impacto que la cercanía de un padre no-residencial.

La mayoría del análisis realizado por King fue mientras estudiaba el bienestar de los niños enfocado a aquellos niños durante la adolescencia y el cómo la relación padre-hijo afectaba su salud, comportamiento, calificaciones y delincuencia. En suma encontró que los padres, sin importar si vivían o no con sus hijos, deben establecer una relación cercana y deben involucrarse activamente en la vida de sus hijos.


 Por: Penn State / 13 Junio 2007 / ScienceDaily

Link: http://www.sciencedaily.com/releases/2007/06/070612143301.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s