No te preocupes, sé feliz: entendiendo la meditación Mindful

En tiempos de estrés, muchas veces aconsejamos detenernos por un momento y simplemente vivir en el ‘ahora’.

Este tipo de Mindful (atención), una parte esencial del budismo y de la tradición de Yoga Hindú, ha entrado en los medios de comunicación gracias a que las personas están tratando de encontrar maneras para combatir el estrés y para mejorar su calidad de vida. Y una investigación sugiere que la meditación Mindful (con atención) puede tener beneficios para la salud y el rendimiento, así como también para mejorar la función inmunológica, reducir la presión arterial y mejorar la función cognitiva.

¿Pero cómo es posible que una simple práctica pueda tener un espectro tan amplio de efectos en el bienestar? Un nuevo artículo publicado en la edición más reciente de Perspectivas on Psychological Science [Perspectivas en la Psicología Científica], muestra la literatura científica existente para construir un marco referencial que nos explique estos efectos positivos.

La meta de este trabajo, de acuerdo con la autora Brita Hölzel, de la Universidad Justus Liebig y de la Escuela de Medicina de Harvard, es el “descubrir la complejidad mecánica y conceptual de Mindfulness (la atención, el darte cuenta) proporcionando un panorama más amplio al organizar varios descubrimientos como si fueran pequeñas piezas de un mosaico.”

Utilizando una aproximación a través de un marco referencial para entender los mecanismos de Mindfulness, Hölzel y otros coautores señalaron que lo que pensamos que es Mindfulness en realidad no sólo se compone de una sola habilidad. Al contrario, es una práctica mental multifacética que abarca muchos mecanismos.

Los autores identificaron cuatro componentes clave para Mindfulness (atención) que pueden colaborar en estos efectos: la regulación de la atención, la consciencia del cuerpo, la regulación de la emoción y el sentido de uno mismo. En conjunto, estos componentes nos ayudan a atender y a lidiar con los efectos mentales y psicológicos del estrés en maneras que no son juiciosas.

Aunque estos componentes son diferentes en teoría, están relacionados íntimamente. El mejorar la regulación de la atención, por ejemplo, puede facilitar directamente nuestra consciencia de nuestro estado psicológico. La consciencia del cuerpo, a su vez, nos ayuda a reconocer las emociones que estamos experimentando. Entender la relación entre estos componentes, y los mecanismos mentales que les subyacen, permitirá a los médicos a realizar intervenciones de la práctica Mindful con sus pacientes, dijo Hölzel.

En el nivel más fundamental, este marco referencial subraya que la meditación Mindful no es una vaga panacea. La meditación Mindful efectiva requiere de entrenamiento y práctica y tiene efectos que son medibles en nuestras experiencias subjetivas, en nuestro comportamiento, y en nuestra función cerebral. Los autores esperan que investigaciones futuras en este tema puedan “permitir que un espectro más amplio de individuos utilicen la meditación Mindful como una herramienta versátil para facilitar el cambio –tanto en la psicoterapia como en la vida diaria.”

El artículo se titula, “¿Cómo funciona la meditación Mindfulness? Proponiendo mecanismos de acción desde una perspectiva Conceptual y Neural.”


Por: Association for Psychological Science / 1 Noviembre 2011 / ScienceDaily

 

Link: http://www.sciencedaily.com/releases/2011/10/111031154134.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s