Traumas en la infancia están ligados a la esquizofrenia

Investigadores de la Universidad han encontrado que los niños que experimentan traumas severos están tres veces más expuestos a desarrollar esquizofrenia más adelante en su vida.

 

Los descubrimientos arrojaron luz al debate sobre la importancia de la genética y los factores ambientales como disparadores de trastornos psicóticos. Por muchos años la investigación en salud mental se había enfocado en los factores biológicos detrás de condiciones como la esquizofrenia, el trastorno bipolar y la depresión psicótica, pero hay creciente evidencia que sugiere que estas condiciones no pueden ser entendidas por completo sin mirar primero las experiencias de los pacientes en individual.

 

La investigación, dirigida por equipos de trabajo en Liverpool y en la Universidad de Maastricht en los Países Bajos, es la primera en su tipo en reunir y analizar los descubrimientos de hace más de 30 años de estudio observando la asociación entre el trauma infantil y el desarrollo de la psicosis. Los investigadores observaron a más de 27,000 trabajos de investigación para extraer datos de tres tipos de estudios; aquellos dirigidos al progreso de los niños que se sabe experimentaron una adversidad; estudios que seleccionaron al azar a miembros de la población; e investigaciones con pacientes psicóticos a quienes se les preguntó sobre su infancia temprana. Entre estos tres tipos de estudios los resultados llevaron a conclusiones similares.

 

Los niños que experimentaron cualquier tipo de trauma antes de los 16 años fueron aproximadamente tres veces más susceptibles de volverse psicóticos en la adultez comparados con aquellos que fueron seleccionados al azar. Los investigadores encontraron una relación entre el nivel de trauma y la probabilidad de desarrollar enfermedades más adelante en su vida. Aquellos que fueron severamente traumatizados cuando eran niños tienen el mayor riegsgo, en ocasiones hasta 50 veces más riesgo, que aquellos que experimentaron algún trauma en menor grado.

 

El equipo de Liverpool también dirigió un nuevo estudio que observa la relación entre síntomas psicóticos específicos y el tipo de trauma vivido durante la infancia. Encontraron que diferentes traumas dan lugar a diferentes síntomas. Una infancia con abuso sexual, por ejemplo, fue asociada con alucinaciones, mientras que haber sido criado en un hogar para niños fue asociado con paranoia. La investigación también sugiere una relación firme entre el medio ambiente y el desarrollo de la psicosis, y provee pistas sobre los mecanismos que llevan a las enfermedades mentales severas.

 

El catedrático Richard Bentall, del Instituto de Psicología, Salud y Sociedad de la Universidad, dijo: “Las causas de los trastornos psicóticos, particularmente la esquizofrenia, son fuente de controversia entre los psiquiatras, psicólogos y médicos. También hay desacuerdo sobre cómo se definen estos trastornos. No es inusual, por ejemplo, que un paciente sea diagnosticado con esquizofrenia por un psiquiatra y con trastorno bipolar por otro.

 

“Nuestros descubrimientos sugieren que los estudios sobre los factores genéticos y neuronales asociados con estas condiciones, que aún no han sido entendidas del todo, es posible que incrementen nuestro conocimiento si tomamos en cuenta las experiencias de vida de nuestros pacientes. Necesitamos saber, por ejemplo, cómo el trauma infantil afecta el desarrollo del cerebro, y también sobre si hay factores genéticos que incrementan la vulnerabilidad o la resiliencia a los eventos traumáticos.

 

“Estas cuestiones necesitarán nuevas estrategias de investigación, como estudios que comparen a los niños traumatizados que crecieron psicológicamente sanos y aquellos que desarrollaron alguna enfermedad mental.  Observando solamente el cerebro y los genes es poco probable que nos puedan decir lo que necesitamos saber para poder tratar al paciente con eficiencia”.

 

“Ahora que sabemos que el medio ambiente es un factor importante en la psicosis y que hay vínculos directos entre las experiencias específicas y los síntomas de una condición, es aún más importante que los servicios psiquiátricos entrevisten de manera rutinaria a los pacientes sobre sus experiencias de vida. Sorpresivamente, algunos equipos psiquiátricos no se enfocan a estas cuestiones y sólo se enfocan a tratar a los pacientes con medicamentos”.

 

Los investigadores de Liverpool ahora observarán los procesos psicológicos y cerebrales involucrados entre estos tipos diferentes de traumas y particularmente los síntomas psicóticos. Investigaciones futuras también tienen como objetivo el descubrir porqué los síntomas de la psicosis sólo se expresan en la edad adulta, cuando el disparador inicial pudo haberse dado muchos años antes durante la infancia.

 


Por: University of Liverpool / 19 Abril 2012 / ScienceDaily

 

Link: http://www.sciencedaily.com/releases/2012/04/120419102440.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s