Medicamentos que estimulan el sistema inmunológico podrían mejorar el tratamiento contra el cáncer

La estimulación del propio sistema inmunológico para pelear contra el cáncer ofrece nuevas oportunidades de tratamiento para los pacientes con cáncer, y los científicos han realizado el primer paso para encontrar aquellos medicamentos que ya existen y que pueden ayudar. Entre los hallazgos publicados recientemente en el Diario Británico para el Cáncer (British Journal of Cancer), se encuentra un estudio realizado por científicos de St. George en la Universidad de Londres, donde se muestra que existen dos medicamentos que tienen la habilidad de estimular las células inmunológicas del cuerpo (los glóbulos blancos) para que ataquen a las células cancerígenas invasoras. Esto puede mejorar la sobrevivencia y recuperación del paciente pues expande las opciones para el tratamiento, además de reducir los efectos secundarios que son causados frecuentemente por el tratamiento contra el cáncer actual. Sin embargo, los investigadores advierten que aún tienen que realizarse más investigaciones antes de que los pacientes puedan obtener algún beneficio.

 

“La razón por la cual el sistema inmunológico propio del cuerpo no mata a las células cancerígenas es porque éstas se camuflan como células sanas. Eso significa que nuestros glóbulos blancos no son capaces de reconocer a las células cancerígenas como un problema. Como resultado, el cáncer puede continuar expandiéndose, sin ser detectado por el sistema inmunológico,” explica el investigador líder Dr. Wai Liu.

 

Los medicamentos actuales para luchar contra el cáncer ayudan a los pacientes a curarse al matar las células cancerígenas directamente, retrasando su crecimiento, o matándolas de inanición al cortar su nutrición. En la práctica, se receta a los pacientes un tratamiento que combina los efectos de los medicamentos, así que dentro del tratamiento se incluirá algún elemento que mate a las células.

 

Los medicamentos que curen la enfermedad matando a las células cancerígenas directamente –llamados citotóxicos— trabajan delimitando el área afectada por la enfermedad y matando la mayoría de las células posibles dentro de esa área. El efecto secundario de esto es que, aunque las células de cáncer son eliminadas, las drogas no discriminan a las células, así que atacan también a las células sanas del cuerpo, incluyendo aquellas que son responsables de mejorar el sistema inmunológico y los sistemas de recuperación del cuerpo.

 

Con fondos del Instituto de Vacunación contra el Cáncer, el investigador especialista en cáncer de St Georges, el Dr. Liu, y el profesor Angus Dalgleish, investigan qué tan eficientes son tres medicamentos anti-cancerígenos citotóxicos –la ciclofosfamida, el oxaliplatino (ox) y la gemcitabina (gem)—en la estimulación del sistema inmunológico para pelear contra el cáncer. Encontraron que tanto el ox como la gem resultaron ser eficientes, mientras que la ciclofosfamida no estimula el sistema inmune.

 

En experimentos de laboratorio realizados con células humanas fuera del cuerpo, los investigadores pudieron mostrar cómo estas drogas estimulan el sistema inmunológico en tres etapas. Al comienzo la droga “secuestra” al tumor y lo fuerza a apagar su camuflaje para que se vuelva visible para las células del sistema inmunológico del cuerpo. El tumor es luego forzado a emitir una señal al sistema de defensa del cuerpo, quien nota su presencia y envía a los glóbulos blancos a atacar a las ya visibles células cancerígenas. Los glóbulos blancos, responsables de comunicar que hay una invasión, son estimuladas y rápidamente llevan la noticia de que  hay un problema con las células responsables de matar células “extranjeras”.

 

“El tratamiento contra el cáncer está continuamente siendo “afinado” para ayudarnos a encontrar mejores maneras de erradicar la enfermedad. Utilizando el propio sistema inmunológico del cuerpo es una forma relativamente nueva de pensar dentro del desarrollo de tratamientos contra el cáncer. Si resulta exitoso, habría posibilidad de ver a los pacientes tomar menos medicamento, tener menos y no tan severos efectos secundarios y recuperarse con mayor rapidez. Y gracias a que el tratamiento estimula el sistema natural de defensa del cuerpo, que abarca todo el cuerpo por completo, podría resultar efectivo en el tratamiento de todo tipo de cánceres.” Dijo el Dr. Liu.

 

La siguiente etapa de la investigación será el examinar la efectividad de estas drogas en animales y, si resulta igual de exitoso que en los resultados de laboratorio, los investigadores comenzarán a probarlo en pacientes.

 

“Estos descubrimientos refuerzan la esperanza para encontrar nuevas maneras de mejorar el tratamiento contra el cáncer”, dijo el Dr. Liu. “Sin embargo, este estudio es sólo la primera etapa de la investigación y hasta ahora sólo se ha analizado la reacción de la sangre humana fuera del cuerpo, aún se necesita mucho trabajo antes de que estos descubrimientos se puedan poner a la práctica”, concluyó.

 


Por: University of St George´s London / 14 Diciembre 2009 / ScienceDaily

 

Link: http://www.sciencedaily.com/releases/2009/12/091209194439.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s