12 Estilos de Vida Que Podrían Hacerte Sentir Deprimido

ayudar-a-persona-deprimida-euroresidentes

Muchos clientes vienen con la creencia de que hay “algo malo” con ellos.  Ellos creen que están fundamentalmente errados, o que están haciendo un último intento en su vida, a menudo con planes para terminar su vida si las cosas no mejoran. Sin embargo, más tarde que temprano, la raíz de su depresión no es un desequilibrio bioquímico o como una sentencia de vida. En su lugar, es el resultado de uno o más de lo siguiente:

 

  1. Aislamiento

De toda la investigación que hay, la conexión social es una de las maneras probadas de prevenir y curar la depresión. Sin embargo, el problema es que la depresión a menudo nos dice que no somos divertidos y que nadie quiera pasar tiempo con nosotros, llevándonos de vuelta al aislamiento. Ten conocimiento de que este pensamiento no te sirve y que, dado tu estado actual, necesitas buscar gente. Únete a un grupo, equipo o llama a un viejo amigo.

 

  1. Duelo

¿Alguna vez has pasado por una ruptura amorosa, perder un trabajo, experimentar la pérdida de un miembro familiar o mascota, o encontrarte fuera de la escuela por primera vez? Todas estas situaciones están llenas de duelo. Si has experimentado una transición mayor o una pérdida en el año pasado (o más si has reprimido tu duelo), es probable que tu depresión pueda estar ligada a esto. El duelo imita la depresión, así que sentirte sin motivación, cabizbajo, irritable, desinteresado en las cosas que antes disfrutabas, desconectado, incapaz de poner atención y experimentando problemas en tu sueño y dieta, es probable que sea un ajuste de la transición o la pérdida.

 

  1. Auto-privación

¿Alguna vez has notado qué tan frágil y letárgico estás después de dormir mal? El cansancio afecta nuestro humor, niveles de energía y nuestro funcionamiento cognitivo. El problema es que la depresión puede causar trastornos de sueño, y se puede volver un ciclo vicioso. Habla con tu terapeuta sobre una apropiada disciplina para dormir, aprende estrategias cognitivo conductuales para manejar el insomnio y, si tu crees que tienes un trastorno de sueño, considera ir con un especialista de sueño. Algunos trastornos de sueño están altamente relacionados con la depresión.

 

  1. Falta de propósito

Desde una perspectiva existencial, necesitamos significado en nuestras vidas para felicidad. De acuerdo con Viktor Frankl, podemos encontrar este significado a través del trabajo, relaciones (románticas u otras), ayudar a otros, aprender, crear algo (escribir, música, arte, diseño) y espiritualidad, por nombrar algunas. Si estás en una carrera que no te gusta, o te sientes ‘perdido’ en la vida, la depresión tal vez se ha vuelto para decirte que estás viviendo una vida que no está alineada con tus valores y deseos. Toma esto como un signo positivo de necesidad de cambio y considera cómo tu vida se vería si te sintieras satisfecho en una (o en todas) de las áreas mencionadas.

 

  1. Una voz interior crítica

Imagina qué tan poco valioso te sentirías si tuvieras un amigo, pareja o padre abusivo verbalmente todo el tiempo a tu lado. Bueno, así es para muchas personas que son altamente auto-críticas. Pon atención a tu voz interna. ¿Cómo es? Si encuentras que te dices cosas que nunca le dirías a un amigo, es tiempo de hacer un cambio. Muchos estudios han mostrado que aprender la auto-compasión puede ser una intervención efectiva en tratamiento de la depresión. La terapia puede ser un lugar maravilloso para aprender este lenguaje sanador.

 

  1. Falta de ejercicio físico.

Junto con la conexión social, el ejercicio es otra variable que está altamente apoyada por su vínculo con la depresión. No hay necesidad de un ejercicio extenuante, como que te apuntes a un maratón (aunque también puedes hacerlo si quieres) pero notarás una diferencia en tu humor haciendo 20 minutos de yoga en tu hora de lunch, o caminar por la noche después del trabajo. ¿No tienes tiempo? Combínalo con el punto #1 y pide a un amigo que salga a caminar contigo.

 

  1. No tienes contacto suficiente con la naturaleza

Estudios recientes han apoyado los beneficios de la “ecoterapia” o la “terapia verde” en el tratamiento de la depresión. Trae bienestar y sentimientos de calma. ¿Cuándo fue la última vez que saliste y te rodeaste de verde? Trata de acomodar esto en tu rutina diaria –aunque sea solo por cinco minutos. Si vives en una ciudad grande, ve a un parque o a un muelle.

 

  1. Una dieta pobre

Más y más investigaciones emergen sobre la deficiencia nutricional y las alergias a los alimentos y su vínculo con la depresión. Por ejemplo, estudios han mostrado que la vitamina B y D están negativamente vinculadas con un humor depresivo, mientras que el gluten está asociado positivamente (en quienes sufren de intolerancia). Cada individuo es diferente, pero hazte un examen de sangre y ve a algún profesional de nutrición para que te ayude.

 

  1. Estrés.

Estudios han mostrado que el estrés crónico puede llevar a depresión. Algo de estrés es bueno pero cuando se sobrepasa podría ser un factor en la depresión. Si no puedes dejar algunas responsabilidades, considera evaluar de dónde vienen las expectativas (ejemplo, de alguien más o de ti mismo), y toma tiempo fuera de la presión. Permítete bajar tus expectativas de desempeño, haz errores, renuncia y pide ayuda. En otras palabras, deja de tratarte como una máquina y déjate ser un ser humano.

 

  1. Puro trabajo y nada de diversión.

Muchas personas viven bajo la (falsa) impresión de que una vez que llegas a la edad adulta ya no necesitas o mereces “diversión”. O que solo estamos permitidos a divertirnos “una vez” que el trabajo haya terminado. Bueno, dado el hecho de que SIEMPRE habrá algo que hacer –otra cuenta que pagar, otro proyecto que completar, otra lavadora que prender – es probable que comiences a vivir una vida que no es muy disfrutable. Permítete tener algo de tiempo en tu horario diario para hacer algo que te guste. Esto puede ser una actividad o puede ser estar en el sofá mirando Netflix.

 

  1. Hormonas desequilibradas.

El desequilibrio o deficiencia de estrógeno, progesterona y cortisol están relacionados con la depresión. Considera ir al médico para tratar estas áreas y asegurarte que la depresión que experimentas ¡no está relacionada con algo de esto!

 

  1. No enfrentar las emociones.

Tenemos sentimientos primarios y secundarios. Los sentimientos primarios son los que sentimos en nuestro centro –por ejemplo, tristeza o enojo, ansiedad y soledad. Los sentimientos secundarios están ahí cuando nos juzgamos por tener sentimientos primarios. Imagina que te sientes deprimido, pero te castigas por sentirte deprimido y te dices que estás enfermo o que necesitas dejar de sentirte deprimido. Ahora no sólo estás deprimido; también te sientes avergonzado, presionado y frustrado. Al darte permiso para sentir el sentimiento que llegue (lo que sea que llegue) con compasión y sin juicio, notarás un peso menos de encima en tus hombros.

 

 



Por: Megan Bruneau / 8 Marzo 2014 / Mind Body Green

Link: http://www.mindbodygreen.com/0-12880/12-lifestyle-factors-that-make-you-feel-depressed.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s